slide05.jpg

Estamos aprendiendo sobre Machine Learning

Desde la constante inquietud por observar nuevas tendencias en educación, OPED se encuentra reflexionando y cuestionando los usos, posibilidades, riesgos y potencialidades de diversas tecnologías y escenarios digitales que enfrentan los docentes y futuros profesores y profesoras que educan a los jóvenes del siglo XXI. 

En este escenario es que el pasado viernes 3 de enero participamos del taller “Machine Learning: Inteligencia Artificial con Scratch 3.0”, liderado por la organización Scratch al Sur, donde se abordó el Machine Learning, subrama de la Inteligencia Artificial en la que podemos entrenar a una máquina para que detecte patrones en grandes cantidades de datos. A través de la plataforma Machine Learning for Kids se realizaron actividades introductorias para reflexionar en torno a estrategias que permiten abordar estos conceptos en la sala de clases. 

Pero ¿qué entendemos por Inteligencia artificial? La Inteligencia Artificial (Artificial Intelligence o AI) es la simulación de procesos de inteligencia humana en máquinas, especialmente sistemas informáticos. Estos procesos incluyen el aprendizaje (la adquisición de información y reglas para el uso de la información), el razonamiento (usando las reglas para llegar a conclusiones aproximadas o definitivas) y la autocorrección[1].Y ¿cuál es su diferencia con Machine Learning? Machine Learning o Aprendizaje de Máquinas es una rama de la AI que se define como la capacidad de las máquinas para recibir un conjunto de datos, aprender por sí mismas y actuar sin programación, cambiando y ajustando los algoritmos para generalizar comportamientos a medida que procesan información suministrada en forma de ejemplos y en función del entorno[2]

Inteligencia artificial, androides que lideran cirugías al cuerpo humano, automóviles que se conducen mediante computadores autónomos. Todos estos elementos que estaban presentes tan sólo en las películas de ciencia ficción ahora están cada vez más cerca de nuestra cotidianeidad, lo que nos impulsa a pensar en cómo abordarlos desde la educación para que niños, niñas y jóvenes logren una necesaria comprensión (y dominio) de sus posibilidades, así como de los impactos socioeconómicos, legales y éticos que conllevan. 

Uno de los recursos clásicos para introducirse en el mundo de la programación es Scratch 3.0, software de programación visual que permite comprender la lógica que sustenta la construcción de algoritmos mediante la manipulación de bloques que se apilan como piezas de lego o como si estuviéramos armando un puzzle. Es a partir de Scratch 3.0 que se pueden implementar actividades con Machine Learning for Kids, herramienta que ofrece una introducción al aprendizaje automático a través de experiencias prácticas para entrenar sistemas de aprendizaje automático y construir cosas con ellos desde la identificación de texto, números o imágenes. 

El aprendizaje automático está cada vez más presente: en los sistemas de recomendación que actúan según el historial de canciones favoritas, servicios de traducción de idiomas, chatbots y asistentes digitales, sistemas de evaluación de créditos financieros, y así suma y sigue. En la medida de que estas tecnologías cruzan cada vez más nuestras interacciones humanas y afectan nuestros modos de relacionarnos, entretenernos, trabajar, entre otras, se hace cada vez más relevante que los niños, niñas y jóvenes comprendan su funcionamiento, los paradigmas que operan detrás de ellas y las posibilidades que existen para construir a partir de ellas. 

En las siguientes imágenes, revisa lo que fue el taller “Machine Learning: Inteligencia Artificial con Scratch 3.0”, liderado por la organización Scratch al Sur.

  

 [1] Para profundizar en el concepto de Inteligencia Artificial puedes revisar este enlace.

[2] Para profundizar en el concepto de Machine Learning puedes revisar este enlace.