img-interior.jpg

Académicos entregan propuestas frente al Covid-19

Bienestar emocional, priorización curricular y metodologías pertinentes son parte de las propuestas entregadas al Mineduc en un informe coordinado por académic@s de la Facultad de Educación UC y del Centro de Investigación Avanzada en Educación (CIAE) de la Universidad de Chile. Magdalena Claro, Directora Académica del Observatorio de Prácticas Educativas Digitales y una de las expertas que participó en el documento, destaca la disponibilidad para trabajar de manera concreta con los actores educativos.

El pasado 24 de abril el equipo asesor entregó al Mineduc el informe que sugiere en concreto, entre otras medidas, un currículum de emergencia por dos años, evitar repitencias y la suspensión del Simce.

En contexto de pandemia, con condiciones de aislamiento y frente a un posible retorno a clases presenciales, Magdalena Claro, académica de la Facultad de Educación de la UC y coordinadora del informe, explica que “el foco principal de estas propuestas es resguardar el bienestar socio emocional de los estudiantes, familia y docentes. Este documento aporta criterios para abordar este objetivo, lo que implica un trabajo directo orientado a la contención y desarrollo socio emocional vinculado a los aspectos de esta pandemia para - sobre todo – evitar que se amplíen las brechas educativas ya existentes”.

Algunas recomendaciones del informe son:

Definir un currículo de emergencia válido por 2 años que priorice los objetivos de aprendizaje esenciales, centrado en la formación integral y habilidades clave de los estudiantes.

  1. Flexibilizar las evaluaciones y promover evaluaciones formativas, considerando la formación socioemocional de los estudiantes.
  2. Recalendarizar el SIMCE para fines del 2021. En su reemplazo, extender la Evaluación Progresiva como instrumento de diagnóstico de los aprendizajes.
  3. Diseñar un mecanismo de continuidad de pago de subvenciones ante potencial disminución de asistencia después de la reapertura. Ese mecanismo podría considerar un piso mínimo de pago para evitar desfinanciamiento, combinado con promedio histórico de asistencia sobre ese piso.
  4. Focalizar el esfuerzo de educación remota en las comunidades escolares más desventajadas; dar prioridad a los recursos pedagógicos más accesibles, como son los textos escolares, y promover la difusión de contenidos educativos en radio y televisión, indicando la relación del contenido con los objetivos de aprendizaje y objetivos transversales de las distintas asignaturas del currículum. Además, apoyar el desarrollo de capacidades de docentes y directivos para organizar e impartir enseñanza de manera remota.

En relación al bienestar de las comunidades escolares se presentan recomendaciones en 3 niveles con un enfoque piramidal para evitar colapsar el sistema:

  1. Un primer nivel de promoción universal que busca mantener y fortalecer comunidades escolares con foco en el bienestar de estudiantes y profesores; identificar escuelas, cursos y estudiantes en riesgo psicosocial, de deserción escolar y problemas salud mental; y formar a directivos, profesores, profesionales de apoyo y asistentes de la educación.
  2. Un segundo nivel de apoyo focalizado, redistribuyendo recursos y servicios de apoyo escolar, psicopedagógico y psicosocial a escuelas, cursos y estudiantes en riesgo, se trata de atención y acogida no especializada a grupos/estudiantes en riesgo identificados en el nivel 1.
  3. Un tercer nivel que considera atención individual, activando las redes de atención individual especializada en apoyo escolar y salud mental.


Para revisar el informe en detalle descarga el documento aquí:

PROPUESTAS EDUCACIÓN. Trabajo interuniversitario Mesa Social Covid-19.

Texto elaborado a partir de notas publicadas por el área de Comunicaciones de la Facultad de Educación UC y el CIAE de la Universidad de Chile.