slide03.jpg

Fabricación digital en educación

El término de fabricación digital es cada vez más cotidiano y, aunque su definición puede parecer simple (si la abordamos, básicamente, como la digitalización de procesos de fabricación), es un ámbito bastante amplio que sin duda tiene un fuerte vínculo con la nueva sociedad digital que presenta importantes cambios y desafíos a la educación. A través de la fabricación digital podemos traer al mundo tangible ideas, información y conocimiento. Y es la impresora 3D la máquina capaz de procesar el objeto modelado en tres dimensiones y transformarlo en un objeto físico que podemos utilizar y manipular de forma directa.

Esta tecnología tiene gran potencial en educación ya que puede ser abordada tanto como una herramienta que posibilita fortalecer competencias disciplinares (modelamiento de conceptos matemáticos, visualización de relieves geográficos, diseño de extensiones del cuerpo humano, etc.), así como un recurso que facilita el despliegue de metodologías activas basadas en el aprender haciendo o construyendo.  Más aún, sabiendo que la capacidad de resolver problemas reales y complejos es cada vez más relevante, generar experiencias donde los estudiantes diseñan y fabrican una solución digital en aula se convierten en una gran oportunidad y un nuevo desafío para el docente y sus prácticas pedagógicas.

 El Reporte Horizon ya lo señalaba en el año 2015: los makerspaces o espacios de experimentación con tecnología basados en el aprender haciendo y en la exploración de diversos software y hardware a partir de la mentalidad DIY (del inglés Do It Yourself o Hazlo Tú Mismo), se situaban en el horizonte de adopción cercano, es decir, de 1 año, mientras que la impresión 3D, que contempla la fabricación digital, se situaba en el horizonte de adopción de mediano plazo, definido de 2 a 3 años (para más información sobre el Reporte Horizon ver este enlace). Hoy vemos, con cierta timidez, algunas realidades educativas que exploran estas prácticas: el contexto creativo-tecnológico de hoy, en que el conocimiento científico, artístico y digital conviven cada vez de manera más integrada, implica que los establecimientos educacionales tienen importantes desafíos no solo en cuanto a dotación de infraestructura y formación docente, sino que también en cuanto a la innovación metodológica para el diseño de nuevas experiencias de enseñanza aprendizaje que aprovechen todo el potencial creativo de los estudiantes (el modelo STEAM, del inglés Science, Technology, Engineering Arts and Mathematics o Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Arte y Matemática, aborda de manera integrada estas disciplinas para trabajar problemas complejos y construir soluciones creativas aplicando tecnologías disponibles).

 Entre los beneficios de integrar la fabricación digital y la impresión 3D en educación podemos señalar:

  • Favorece un proceso de aprendizaje orientado a la resolución de problemas: mediante una impresora 3D, conceptos e ideas se materializan en un objeto real. Esto implica que l@s estudiantes deben superar obstáculos que son parte del proceso de diseño hasta conseguir la solución final.
  • Facilita un aprendizaje participativo y colaborativo: la experiencia de aprendizaje se torna lúdica, dinámica y comunicativa. Además, cada rol dentro de un equipo cobra vital relevancia.
  • Promueve el interés y la motivación: el aprender haciendo motiva a los estudiantes, quienes sienten gran afinidad por las tecnologías digitales y el trabajo práctico.
  • Incentiva el trabajo docente interdisciplinario: además de facilitar el tratamiento de conceptos que son complejos por su nivel de abstracción, la versatilidad de la fabricación digital y la impresión 3D como herramientas didácticas permite establecer una fluida colaboración entre diferentes disciplinas.

 Conoce la Práctica Educativa Digital diseñada por la profesora Monika Dockendorff para la asignatura Didáctica de la Matemática II que cursan los estudiantes del Programa de Formación Pedagógica y de Pedagogía en Educación Media de la Facultad de Educación UC. A través de esta experiencia l@s estudiantes tienen la oportunidad de familiarizarse con diferentes programas y software de Geometría 3D para el estudio de la matemática: Geogebra, Aquimedean y Tinkercad, y culminar el proceso con el diseño o modificación de algún diseño preexistente, mediante software libre, que es impreso en el FabLab del Centro de Innovación UC.

 

 Revisa la Práctica Educativa Digital en el siguiente video: